#devuelveseloalplaneta

¿Has pensado alguna vez en la cantidad de ropa que se va a la basura y que podría tener una segunda vida en el armario de otra persona? Reutilizar y reciclar ropa y complementos son actos de compromiso activo con nuestro entorno y el planeta. Porque no hay nada más ecológico que dar una segunda vida a algo que ya existe.

¡Lo apoyo!*

*Sólo con hacer clic contará tu participación

MANIFIESTO

Vivimos en un mundo globalizado cuyo consumo de todo tipo de productos crece a un ritmo vertiginoso. Esa sobreexplotación de los recursos naturales y el maltrato continuo a nuestro entorno medioambiental son insostenibles. El mundo de la moda no es ajeno a esta mala praxis, que va desde los procesos de fabricación hasta nuestros hábitos de consumo. ¿Has pensado alguna vez en la cantidad de ropa que se va a la basura y que podría tener una segunda vida en el armario de otra persona? Tal vez tú mismo lo hayas hecho sin ser consciente del impacto que tiene para el Planeta la elaboración de una prenda.

Ha llegado el momento de pasar a la acción

Afortunadamente, la conciencia medioambiental y social ha despertado, y tenemos el deber y la responsabilidad de cambiar las cosas. Estos días se impone la reflexión. Es un buen momento para ser conscientes de cuántas cosas tenemos en casa que realmente no usamos y tampoco necesitamos y así plantearnos cambios encaminados a mejorar nuestro entorno y dar los primeros pasos desde hoy mismo. Queremos formar parte de esta nueva revolución.

Empecemos por trasladarla a nuestros ámbitos más cotidianos para convencernos de que la transformación es posible y real desde el punto de vista de la sostenibilidad.

Abordemos el problema desde abajo, desde la responsabilidad de nuestro hogar, porque de lo local se llega a lo regional, y de lo regional a lo global. Solo así seremos capaces de crear un nuevo modelo de sociedad fuerte y resiliente que se apoye en un enfoque medioambiental y humano.

Abogamos por fomentar la implantación de hábitos y medidas que contribuyan a reducir el impacto medioambiental de la industria de la moda frenando el consumo desmedido.

Y proponemos empezar por un gesto muy simple, pero que si se convierte en una tendencia tendrá un impacto significativo.

Estos días de confinamiento, mucha gente está aprovechando para hacer limpieza de sus armarios, ¿qué pasaría si nos tomamos un tiempo para seleccionar esas prendas que ya no queremos y les damos una segunda oportunidad?

Hagamos que el tiempo en casa cuente

No hay nada más responsable y solidario que darle una segunda vida a algo que ya existe. Hay múltiples opciones, todas ellas igual de válidas. Las prendas en mejor estado pueden ser un estupendo regalo para amigos o familiares, también se pueden donar a alguna asociación que las distribuya entre quienes más lo necesitan o venderlas, consiguiendo algún ingreso y fomentando el ahorro en quien compra. Por último, si las prendas ya están muy usadas, se pueden reciclar.

Reutilizar, transformar, reciclar, donar o regalar ropa que ya no usamos es un compromiso activo para con nuestro entorno. Pero también es un verdadero acto de amor hacia los demás y, sobre todo, hacia el Planeta. Queremos ensalzar “el orgullo de vestir ropa de segunda mano” como el sentimiento que dé fuerza e impulso a un movimiento que nos permitirá difundir los beneficios de la sostenibilidad.

Es el momento de potenciar la economía circular y elaborar estrategias que apuesten de manera rotunda por el desarrollo sostenible. Es la hora de colaborar todos junto con la voluntad inequívoca de transformar el mundo en un lugar más amable, más humano y mucho más verde. Ha llegado la hora de devolvérselo al Planeta.

Objetivo

(Hasta que termine el confinamiento)

3.000

votos

Conseguidos:

408

votos

¡Lo apoyo!*

*Sólo con hacer clic contará tu participación

¿Te gustaría contribuir?

Comparte una foto tuya o alguna de estas imágenes en tu cuenta de Instagram o Facebook y no olvides etiquetarnos en @devuelveseloalplaneta con el hashtag #devuelveseloalplaneta

¡Nos animaría mucho ver tu story!

¡O publicación!